Paisajes.

Lugar, luz, momento, placer y oportunidad del instante irrepetible…

Para lograr la búsqueda hay que sentirlo, tomarlo, admirarlo, como algo eterno, porque, por definición, ese paisaje que es la fotografía en sí, nos trasciende.